domingo

insomnio

fui un niño helado
desvelado
ante mi vida.

4 comentarios:

Peripecias de un Naufragio dijo...

casi medio muerto, casi medio vivo. uuyy me recordo a mi

Debret Viana dijo...

es el problema de la poesía: es un espejo que demuele.

María dijo...

Ciertamente. ¿Quién no ha palidecido frente a la noción de la propia vida?

Debret Viana dijo...

hay quien vive lejos de sí mismo.