jueves

el silencio en “El grito”, de Munch.
ahí resuena el retorcimiento
de todos los silencios;

como en un engranaje oxidado
de una máquina a la deriva.

lunes

afuera, ni siquiera llueve.
nada
está de acuerdo conmigo

jueves

en la cama. mediodía.
apatía por el movimiento
de la existencia, allá afuera.

martes

mi boca: herida
insaciable que las palabras
no dejan cerrar.

lunes

cuando desperté
tenía dos tiros
en la espalda.

viernes

soñó que estaba soñando
que miraba algo
que soñaba , lejos

lunes

ok: no es un haiku

aye

bebería la miel de tus ojos
olvidaría de un parpadeo
lo hincha pelotas que te ponés

a las 4 de la mañana
o cuando tenés ganas de salir
a pesar del frío, y la lejanía
diría tu piel nívea
y tus movimientos de verde marea serena
lo milimétrico de tu pelo enloquecido
sostendría que hasta tus gemidos más estridentes
están afinados
y que un poco áspera tu voz, borracha un sábado
después de bailar como una esquizo,
es de sirena, todavía.

diría todo esto
si fuese otro
si delatarme en la visión de tu belleza
no fuese el mismo movimiento
de perderte

he de tenerte
allí donde no me entiendas
cuando llegue la noche y nos sobre una entrada
para alguna obra de teatro independiente, algún concierto de jazz

después
de que todos los planes
hayan fallado

domingo


viernes

awakenings
ese cuerpo extranjero
me dejó depués
en el paladar de las manos
el sabor
a pasta dental de hotel.

miércoles

emotional midget
if tonight
we die
this close
I´ll die
happy
´cause someone
somewhere
might think
you, maybe, somehow
kissed me.

viernes

ella
está siendo llovida
entre las nubes oscuras
de una ciudad lejana, europea
donde mañana la mañana
será nívea

lunes

detrás
ya sin mí mismo
te sigo.

domingo

negrura que transpiran
las cosas malogradas
(bruma en Buenos Aires)

sábado

azar del destino

el destino del azar:
los trenes saben
donde voy; no yo.

domingo

alguien me amaba;
y después,
desperté.

jueves

lullaby

y creí
que en tu silencio
me cantabas a mí.
es el alba, y me tropiezo
con tu imagen, tu bruma
ayer.

miércoles

nívea tu alma enredada
en mi mirada
de yema abierta

jueves

melancólica

si estuviera afuera
habría una salida
el lugar por donde te fuiste

lunes

lo social
es la práctica que disimula
la tragedia

sábado

aunque no dé la métrica

definición del haiku
indefinido relámpago;
es un roce, lluvia
sobre el agua estancada de la lluvia

viernes

la radio, de fondo.
es el pulso
de la soledad.

jueves

tankas

como Rimbaud
a los diecinueve
me agoto.
pero no tengo ganas
de ir a Africa; me quedo. Y finjo.

miércoles

a veces siempre nada.
melancolías.
melancolías.

martes

gente en la avenida.
el tiempo que, aburrido,
fluye. en vano.

lunes

ah
el cansancio anticipado
de tener un destino

domingo

frágil discurso
de la eternidad
ahi pasa, lento, un gato.

sábado

soñe un pantano

un bosque de pestañas
correr frente a ti.
traspapelado.

viernes

pasillo, puertas
incierto tu cuerpo:
musgoso horizonte.

jueves

despechado

te vi, desde lejos
después de tres años.
¿por qué no te matás?

miércoles

el sabor del te
tiene la calma
de siestas y aljibes

martes

andrea

esa música
enloqueció
los sexos de mi alma

domingo

mansedumbre de los días
de verano: incluso se muere
más despacio

sábado

la quietud me vuelve
un mueble
entre las cosas yermas

viernes

tres veces
volví a ser niño
mientras no me llamabas

jueves

atardece
una morena niña
entre mis sábanas.

miércoles

caminé
el suelo del otoño:
caracoles que estallaban

martes

dusk

despierto de tu imagen
solo
a mi cuerpo hastiado

jueves

no-haikui

if i
did not
reverse
distance on time
¿do i have the right
to dream
of you?
mi soledad
es un despojo erótico
de la literatura.

lunes

todo esto
sería imposible
si no fuese real

jueves

si es más rápido
un suicida o el otoño
no lo sé.

no-haiku

me parece que todo
es extraño y el tiempo
es el marco
donde todo sucede.

sábado

adios

triste pensar
que pensaré en vos
como en algo remoto

lunes

agonía de la velocidad:
pasan las cosas;
y yo.

sábado

su piel morena,
las sábanas, ¿cuál
era la serpiente de cuál?

jueves

espejismo aletargado
en tus ojos de llanto
en los charcos.

la tragedia del Tiempo

I
sobre la camilla
vi el cuerpo de mi abuelo
seco
II
que alguien me ame
que alguien me libre
de la longevidad