jueves

despechado

te vi, desde lejos
después de tres años.
¿por qué no te matás?

3 comentarios:

Peripecias de un Naufragio dijo...

en algunas ocasiones me gustaría gritarle lo mismo, simplemente pa que ya no me duela. Pero él es el pasado mi pasado: siempre vuelve hiriendo más y más y más...
sniff
Saludos, me encantó.
Lidia Gaytán

Debret Viana dijo...

y digo, no habría que matar al pasado de una buena vez?

Peripecias de un Naufragio dijo...

el pasado no se mata, las cosas no se olvida, viven ahí, aquí, carcomiéndonos por dentro, creo que la única salvación que me queda, es aprender a vivir con la ausencia, o de plano robarme las palabras de Sabines: Si quieres hacerme feliz vida mía, ¡muérete!
No me queda de otra.

sldos