domingo

alguien me amaba;
y después,
desperté.

5 comentarios:

Naturaleza desenfrenada (......) dijo...

Todos los días me despierto ahora con alegría y pena.
En otros tiempos me despertaba sin ninguna sensación: despertaba.
Tengo alegría y pena por perder lo que sueño
y porque en realidad puedo estar donde está lo que sueño.
No sé lo que he de hacer con mis sensaciones.
No sé lo que he de ser conmigo a solas.
Quiero que ella me diga algo para despertar de nuevo.
(Fernando Pessoa)
No tengo dudas de que lo conozcas, es que se me vino en mente al leerte.
Saludos!

Peripecias de un Naufragio dijo...

Esos mundos oníricos que nos dejan dolidos

Verónica Curutchet dijo...

Suele suceder con tanta frecuencia, que cuando ya no tenemos al ser amado nos damos cuenta de lo que perdimos.

Saludos!

Laura dijo...

Me encanta este blog porq cada vez q entro, encuentro algun poemita nuevo que me gusta...
Por lo gral no me gustan esos blogs donde es como si uno le hablara a la pared, pero bueno. Veré cuánto aguanto.

Debret Viana dijo...

naturaleza: siempre es agradable cualquier roce con lo pessoano. en mi caso, constituye una religión.
un abrazo.

_________

peripecias: lo real es inerte. las penas y las alegrías se dirimen allí, en los territorios oníricos.

_________

veronica: a mí no me pasa. siento la pérdida del ser amado justo cuando está conmigo, mucho antes de que crezca en ella la idea de partir. (tal vez por eso se ama con un pie afuera)

_________

laura:dicha divina encontrar algo bello cada vez que te asomás.
en cuanto a hablar a la pared, no sé. es cierto que no es agradable no ser respondido. se debe, sobre todo, a que este es un blog subsidiario, y vengo poco. y que me ha parecido más sensato no mancharlo con opiniones personales. dejar a las palabras presas de su delicada ambiguedad. etéreas.
(pasé por tus blogs: muy bonitos)