jueves

lullaby

y creí
que en tu silencio
me cantabas a mí.

2 comentarios:

Peripecias de un Naufragio dijo...

el amor y sus misterios, el amor y esas cosas que inyecta en nosotros, nos da alas, nos hace volar, y soñar.
Sabes, me parece la primera parte del tu haiku siguente
alguien me amaba;
y después,
desperté.
ves? los sueños oniricos duelen.

saludos,

Debret Viana dijo...

peripecias: puede ser. me gusta esa idea. puede ser que se esté escribiendo una historia que todavía, escribiéndola, no adivino ni sospecho.

(pero en tanto al amor, no puedo pensar que se parece a una peste, una ficción torpe, una fuga)

saludos