sábado

¿no hubo un tiempo
en que sonreíamos de cosas
mínimas, y estábamos vivos?

2 comentarios:

Pio dijo...

Éste es uno de los mejores haikus que te he leído. Es increíble.

Debret Viana dijo...

se agradece, pio.

tanto la apreciación, como la perseverancia.

un saludo