lunes

manía de sentir
el aroma bello de las flores
y sospechar cerca un ataúd

3 comentarios:

ephemere dijo...

Al fin y al cabo, el hombre es un animal de costumbres. Aunque también dicen que es civilizado.

Suspirante dijo...

En mi ciudad, en el norte de la provincia de Santa Fe, el cementerio esta justo en frente del autódromo municipal. Los fines de semana, los adeptos, suelen llevar flores al podio y a sus muertos.



Siempre me gustar quedarme un rato aquí, se siente bien...

Debret Viana dijo...

la civilización es un mito que el tiempo volvió costumbre, no una práctica aun.

saludos.

::::::


suspirante.
hermosa anécdota. por alguna razón, me apasionan los fragmentos; esas voces que hablan desde la nada y se pierden pronto.

es un placer saber que es recurrente su presencia.