viernes

todo esto pasó
de un lado u otro
de la vigilia

4 comentarios:

María dijo...

Me gusta mucho éste. En especial por la síntesis tan clara, y que sin embargo expresa mucho. Por otra parte, me gustan especialmente los Haikus que respetan la forma 5-7-5, y éste se acerca bastante.

¿Será verdad que lo sacaste de un cuaderno anónimo?

Debret Viana dijo...

sucede que en un principio la rigurosidad del 5-7-5 (o, en su defecto 5-5-7) era absoluta. luego, los haiku que aparecieron corrompieron por completo esa estructura. lo cierto es que tampoco hemos leído haiku realmente: siendo que provienen del lejano oriente, lo que nos llega nos llega traducido, lejano a su sutil forma. de ahì, imagino, que se tolera la leve lejanìa de las mètricas propicias

María dijo...

Supongo que es válido; de todas formas, incluso la métrica de la poesía tradicional ha sido vulnerada, y ya el ritmo se ha emancipado por completo de ella. Pero (no estoy segura de por qué), tengo cierta afición por aquellos haikus que respetan la métrica... tal vez sea sólo una cuestión de métrica...

Igual... eso no hace que el resto sean malos (necesariamente).

Debret Viana dijo...

N sabría cómo avalar la improbable belleza de estos ejercicios poéticos. Para justificar su impericia, puedo decir: son haikus, pero posmodernos.