domingo

sentí que todavía
estabas, y ya
no quise volver.

2 comentarios:

Peripecias de un Naufragio dijo...

Dios!!
Que belleza!!
puff me robaria este con todo el placer del mundo.
Saludos
Lidia Gaytán

Debret Viana dijo...

la delincuencia literaria está amparada por un aura sensible. no la castigaría.