domingo

ya rasgadas las ropas
- y detrás de tus muros -
te oiré temblar.

3 comentarios:

Peripecias de un Naufragio dijo...

aún amparado en tus silencios, escuchare tu voz mmmm
Lo que hace el amor, me gusta, me gusta...

Saludos,
Lidia Gaytán

Debret Viana dijo...

el amor es una enfermedad terrible. trabaja para los espectros

Laura dijo...

El amor hace escribir boludeces a mucha gente. Pero este no es el caso... me encantan tus versos.. me hacen volver a desear el amor..